Historia del Tarot – El Origen

El Origen Del Tarot

El origen del tarot es incierto y no se conoce con exactitud. Parece ser que en el antiguo Egipto el llamado “libro de Thoth” ya hacía referencia a un sistema de adivinación mediante cartas que ya se conocía desde más de 2.500 años antes de Jesucristo. Sin embargo, la cultura Egipcia antigua fue una cultura muy cerrada y poco dada a relacionarse con otras culturas hasta finales del Imperio Nuevo, allá por el siglo XI A.C., por lo que la difusión por occidente de este arte adivinatorio no sucede hasta el siglo XIV de nuestra era.

 

Se cree que hacia el siglo XI D.C. en la región del Punjab (actualmente repartida entre la India y Pakistán) se produjo la gran migración del pueblo gitano que llegó hasta Persia, Anatolia y Egipto. Fue el pueblo gitano quien recogió estas antiguas técnicas egipcias adivinatorias, quien las adoptó, transmitió y difundió en su peregrinar por occidente.

Durante los tumultuosos siglos de las cruzadas en oriente (s.XII y s. XIII) y a través del Imperio Bizantino, el pueblo gitano entra en Europa y se disemina por todo el continente Europeo a partir del rio Danubio. Ya en el siglo XIV está documentada la presencia del pueblo gitano en países occidentales como Francia, Italia o Alemania.

A mediados del siglo XIV sucedió la gran epidemia de peste negra, que se calcula afectó a casi 50 millones de personas y supuso la pérdida de más de 1/3 de la población en Europa. En aquellos años de muerte y desesperación ya está documentado en el norte de Italia el tarot tal y como se conoce en occidente. En ese siglo empezó la difusión y popularización del Tarot en Occidente.

En el tarot distinguimos 2 grupos de cartas o arcanos; por un lado tenemos 22 arcanos mayores que son cartas únicas en si mismas y con una significación propia de cada una. También hay 56 arcanos menores, los cuales se dividen en 4 palos que son los de la baraja española: Oros, copas, espadas y bastos; cada palo está numerado de 1 hasta 10 y además incluye 4 figuras humanas; La sota o paje, el caballo o caballero, la reina y el rey. Los 4 palos se cree representan los 4 estamentos en que se dividía la sociedad medieval; Oros (burguesía), copas (eclesiástico), espadas (aristocracia), bastos (campesinos).

 

En total hay 78 cartas o arcanos que se combinan entre ellos en cada una de las distintas tiradas que realizan los tarotistas y que constituirán nuestro tarot de confianza.

Es trabajo de los y las tarotistas buenas y fiables conocer todos y cada uno de los Arcanos, ya sean Mayores o Menores, que conforman la baraja del Tarot. Saber sus posibles interpretaciones, sus relaciones, cómo interactúan los unos con los otros en una tirada, etc. Este conocimiento de las cartas del Tarot sólo se obtiene mediante la experiencia, por supuesto, y eso es lo que puede marcar la diferencia y nos ayuda a distinguir a un verdadero gabinete compuesto por profesionales de http://tarotfiable.es.

La larga trayectoria del Tarot, unido a las experiencias de aquellos que nos han precedido también han ayudado a cientos de tarotistas, videntes y usuarios de otras mancias a mejorar día a día y convertir su ocupación en un verdadero arte que ha existido desde siempre y que perdurará por muchos siglos más.

 

tarot                                                                Arcano Mayor                                                              Arcano Menor