INICIARSE EN EL TAROT: CONSEJOS SOBRE LAS CARTAS

INICIARSE EN EL TAROT (II): CONSEJOS SOBRE LAS CARTAS

Cuando ya hayamos estudiado y estemos familiarizadas con cada carta del tarot, necesitaremos una bolsita o una cajita para poner la baraja de tarot y que así no se nos pierda o se nos dañe alguna carta. También es necesario conseguir un tapete para la mesa en donde haremos las tiradas del tarot, es muy importante, ya que ese tapete debe ser “muy nuestro” y de uso exclusivo para el tarot, todas las buenas tarotistas lo tienen y usan de manera muy personal. Podemos comprarlo o hacerlo nosotras mismas, por ejemplo con una funda de cojín aterciopelada, la funda de cojín tiene la ventaja de que en sí misma ya es una bolsa y podemos poner dentro la baraja y la libreta y guardarlo todo junto en un cajón, por ejemplo.

iniciarse en el tarot 2

Barajaremos nuestras cartas de tarot. No hay una forma estipulada de barajar el mazo de cartas, lo haremos de una manera en que nos sintamos cómodas, ni demasiado tiempo ni demasiado poco, y “sacaremos una carta al día”, antes haremos una pregunta, que podemos apuntar en nuestra libreta, tales como: ¿Que energías dominaran hoy? ¿tendré hoy buena suerte? etc…  Al terminar de barajar sacamos una carta y la dejamos tapada, para que así a lo largo del día no nos influya en nuestras actuaciones el hecho de haber visto la carta, puesto que aún no tenemos ninguna experiencia en el tarot. De esta forma la dejamos todo el día boca abajo sin verla, nos vamos y actuamos ese día con total normalidad hasta que regresemos a casa por la noche, en ese momento cogemos la libreta que previamente hemos confeccionado con todos y cada uno de los arcanos. Es aconsejable tener una libreta para las explicaciones de los arcanos y otra para las tiradas del día.

 

En ese momento destapamos nuestra carta del día y la apuntamos: día y carta, entonces apuntamos todo lo que nos ha sucedido ese día relacionado con esa carta, apuntamos nuestras impresiones, y eso lo hacemos cada noche con la carta que nos haya salido previamente por la mañana, siempre apuntando lo que nos ha sucedido y tratando de relacionarlo con la carta que nos ha salido. Esta operación la haremos durante un tiempo, así poco a poco iremos conectando con las cartas del tarot. Tampoco hay un tiempo estipulado, es el que necesitemos y será distinto para cada persona.

 

Una vez familiarizados con las cartas cogeremos una corte de personajes y la intentaremos relacionar con personas que conocemos, fijándonos bien hacia donde mira cada figura. Eso nos dará idea de proximidad o distanciamiento entre las personas. Podemos pensar en una familia con 4 miembros: Padre (rey), madre (reina), caballero (hijo) y sota (hija), por ejemplo. O personas del trabajo, etc…

 

Como resumen, cada mañana barajaremos las cartas, después de barajarlas cogeremos la carta de arriba del mazo y la dejamos boca abajo, hacemos nuestra jornada y analizamos lo que nos ha sucedido y nuestra carta por la noche, repetiremos esta operación durante varios días. Veremos como poco a poco se va desarrollando nuestra intuición, cosa que será muy importante para llegar a ser una tarotista buena y que nuestro tarot sea un tarot fiable.

 

Con este sistema aplicado de manera concienzuda pero sin prisas y a nuestro ritmo personal, poco a poco vamos a ir conociendo cada carta y familiarizándonos con ellas a la par que desarrollamos nuestra intuición. UNA CARTA AL DÍA, ese es el mejor sistema. Recordemos que llevamos 2 libretas, en una tenemos una explicación de cada carta del tarot, mientras que en la otra llevamos una relación de 1 carta cada día con una pregunta, más nuestras sensaciones personales.