INICIARSE EN EL TAROT ESTUDIAMOS LAS CARTAS

INICIARSE EN EL TAROT (I): ESTUDIAMOS LAS CARTAS

Para iniciarse en el Tarot una persona debe de estar convencida de que va entrar a un nuevo mundo, un maravilloso mundo de energías, magias y distintos simbolismos, de ocultismo y también de altruismo porque podemos ayudar a mucha gente.

iniciarse en el tarot

 

Lo primero que haremos es elegir una buena baraja de tarot. Para ello hay que buscar una baraja que no sea ni demasiado grande ni demasiado pequeña, podemos comprarla e incluso fabricarla nosotras mismas imprimiendo las láminas y plastificándolas… hoy en día hay muchas maneras de conseguir una buena baraja de tarot. Muchas tarotistas buenas utilizan su propia baraja de tarot que ellas mismas se han fabricado, eso genera una cierta conexión entre cada arcano y la tarotista ya que hace que todo sea más personal. Además, una baraja plastificada es mucho más fácil de limpiar y consecuentemente de conservar.

 

Para empezar a familiarizarnos con la baraja de tarot, pasaremos lentamente las cartas sin barajarlas, fijándonos bien en cada carta. Posteriormente separaremos los 22 Arcanos Mayores y los 4 palos de la baraja: bastos que representan al elemento tierra, copas que representan al elemento agua, espadas representando al elemento aire y oros que representan al elemento fuego. En total hacemos 5 mazos distintos de cartas de tarot.

 

Empezaríamos con los Arcanos Mayores, pasando las cartas por nuestras manos, siempre sin barajarlos, y luego las examinaremos una a una. Por ejemplo empezando por la primera carta, el loco, nos fijaremos bien en todos y cada uno de los detalles de la carta: el sol, el basto, las montañas, el precipicio, el hato que lleva la figura, el perro o la flor, los colores y sobretodo las emociones que puede transmitirnos la figura, en este caso despreocupación y felicidad. Es muy conveniente anotar cada observación o sensación que transmite en una libreta, para tener así un mejor apoyo.

 

En la libreta podemos pegar una copia de cada arcano y luego apuntaremos en 2 bloques separados primero numero y nombre de la carta. A continuación dejaremos un espacio en blanco y seguidamente la palabra “observaciones”, después de la cual dejaremos un espacio en blanco de aproximadamente la mitad del tamaño de la página. En observaciones hay que apuntar todas las sensaciones que cada carta nos transmite, hay que tomarse un tiempo para estudiar cada carta y además poder hacerlo con la mayor tranquilidad posible. Es conveniente reservar un lugar de la casa para hacer estos estudios con tranquilidad y a poder ser encender una vela o incienso para relajarnos. También podemos poner un poco de música relajante tipo new age, o tibetana, por ejemplo, para concentrarnos mejor.

 

Hay que hacer esta misma operación para cada una de las 78 cartas del tarot. Es conveniente empezar con los Arcanos Mayores, ya que que van a ser los más determinantes en nuestra vida. Una vez hayamos concluido con los 22 Arcanos Mayores haremos lo mismo para los Arcanos Menores. Para ello debemos tomarnos nuestro tiempo, no hay que intentar acelerar las cosas ni querer hacerlo todo en un día, nos llevará el tiempo que necesitemos y esto será propio de cada persona, no hay un tiempo máximo o mínimo establecido. Si un día no nos sentimos bien, desconectamos y ya seguiremos otro día.

 

Cuando terminemos con los Arcanos Mayores, los extendemos sobre la mesa por orden y nos fijamos bien en el recorrido por la vida que simbolizan, desde el loco (el nacimiento) hasta el mundo (fin de un ciclo). Posteriormente hacemos lo mismo para los 4 palos, empezando por los bastos, apuntando en la libreta y tratando de “conocer” cada carta. Poco a poco iremos conectando con las cartas. Seguiremos con las copas, las espadas y los oros. Esta es una buena forma de estudiar, pueden haber otras, pero ésta funciona bastante bien.

Iniciandose en el tarot: Consejo Sobre Las Cartas